Hanoi, 06 abr (VNA)- Más de un millón de personas con discapacidad, incluidas víctimas de bombas y minas, se benefician del subsidio social mensual y el seguro médico, informó To Duc, subjefe del Departamento de Bienestar Social del Ministerio de Trabajo, Inválidos de Guerra y Asuntos Sociales de Vietnam.
Foto de ilustración (Fuente:VNA)

En años recientes, mejoró la asistencia a ese grupo de la población para satisfacer sus necesidades, ofreciéndoles oportunidades de incorporarse a la sociedad, informó el funcionario citado por el periódico electrónico Nhan Dan.

Además, recalcó que las personas afectadas por artefactos explosivos tienen la necesidad de rehabilitación y asistencia social por parte del Estado y de la comunidad, para poder participar en actividades académicas, laborales y socioeconómicas.

Destacó un conjunto de documentos legales que establecen un marco legal para ayudar a las víctimas afectadas por bombas y minas, lo cual se combina con las políticas de asistencia a las personas con discapacidad, y los beneficiarios del bienestar social.

A fin de implementar los decretos promulgados por el Gobierno a favor de este grupo social, todas las localidades del país cumplieron con la identificación y la clasificación de los discapacitados, y entregaron el certificado a casi un millón 500 mil de estas personas.

De acuerdo con un decreto recién emitido por el Gobierno sobre la gestión y la solución de las secuelas de bombas, minas, y remanentes explosivos postguerras, vigente desde el 20 de marzo de este año, las víctimas tienen acceso a la asistencia primaria de salud, la rehabilitación, la capacitación académica y laboral, y al bienestar social.

El funcionario precisó que el 100 por ciento de las personas afectadas por remanentes explosivos ha recibido subsidios y  seguro médico. Para garantizar el despliegue de las políticas, instó además a la revisión de la cantidad de personas pertenecientes a este grupo, con el fin de garantizar sus beneficios.-VNA