Washington (VNA)- El embajador de Estados Unidos ante las Naciones Unidas (ONU), Bill Richardson, dijo que hasta ahora la segunda Cumbre entre EE.UU. y Corea del Norte ha tenido un buen comienzo.
 
Los presidentes Donald Trump y Kim Jong-un durante la segunda Cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte, el 27 de febrero en Hanoi (Fuente: VNA)

En una entrevista en el programa “America’s Newsroom” del canal Fox News, el jefe de la misión diplomática estadounidense en la ONU, expresó que la relación entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, es muy útil para la diplomacia.

Trump y Kim Jong-un establecieron un vínculo personal muy buena, el que goza de gran importancia para Corea del Norte en particular y para Asia en general, dijo.

Sin embargo, argumentó que la segunda Cumbre entre los dos mandatarios es una prueba para ver si este vínculo personal podría hacer que el líder Kim Jong-un tomara medidas concretas para desmantelar sus armas nucleares, debido a que desde la primera Cumbre en Singapur hace ocho meses, la situación en general no ha tenido mucho cambio.

El embajador Richardson expresó su cautela sobre la posibilidad de que Corea del Norte desmantele todo su arsenal nuclear.

Además, comentó que Kim Jong-un quiere alcanzar a un oficial tratado de paz para
poner fin a la guerra en la península coreana, que permitiría las negociaciones sobre la presencia de las tropas estadounidenses en Corea del Sur.

El anuncio de Richardson se dio después de que los presidentes Trump y Kim Jong-un sostuvieron una reunión privada y cenaron en Hanoi la víspera, primer día de su segunda Cumbre, a concluirse hoy.-VNA