Hanoi, (VNA) - Los países firmantes de la Convención de Basilea necesitan coordinar de manera más estrecha para prevenir el transporte ilegal de los residuos peligrosos, reiteró Nguyen The Dong, subdirector de la Administración de Medio Ambiente de Vietnam (AMAV).

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


El funcionario expresó tal sugerencia al intervenir hoy aquí en la conferencia de la Red Asiática del Convención de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación, coorganizada por la AMAV y el Ministerio japonés de Medio Ambiente.

El evento actualiza las políticas de los países miembros en torno a la exportación, la importación y la admisión temporal para reexportación de residuos; el despliegue del convenio, especialmente para los desechos electrónicos, pilas y baterías agotadas, y residuos de mercurio.

Las dificultades en la implementación de la Convención de Basilea en Asia y la elaboración del marco legal sobre la gestión ambiental de los desechos electrónicos, también se encuentran entre los temas de debates.

De acuerdo con un informe del Secretariado del convenio, se produce anualmente unas 50 millones de toneladas de residuos peligrosos en el mundo y de ellos, ocho millones de toneladas se transporten en su mayoría de los países desarrollados a varias naciones en desarrollo en África y Asia, incluido Vietnam. – VNA