El senado del estado norteamericano de Louisiana acelera un proyecto de ley para suspender las importaciones de camarones afectados por el síndrome de la mortalidad temprana (EMS), una decisión que afectará al rubro en Tailandia.

La directora del Centro Comercial de Tailandia en Los Angeles, Pichalai Siripanich advirtió que la industria del langostino de su país sufrirá efectos directos si tal proyecto es aprobado, ya que Estados Unidos es uno de sus principales mercados y algunas de las zonas de cultivo aún no se alivian de la epidemia.

Sin embargo, los restaurantes en el estado de Louisiana no apoyan el proyecto legislativo, ya que se elevará el precio de los camarones y provocará la escasez de oferta en el mercado doméstico, que depende de las importaciones de Tailandia, China, Malasia, la India, Ecuador y Vietnam.

Estados Unidos compró el año pasado 77 mil 400 toneladas de camarones de Tailandia por 665 millones de dólares, cifra que representa el 20 por ciento de la facturación total de las importaciones de este crustáceo en el país norteamericano.

Los envíos de langostinos tailandeses a Estados Unidos en los primeros cuatros meses del año totalizó 153 millones de dólares, una merma de 21 por ciento en comparación con el mismo lapso de 2012, mientras que la proporción del mercado cayó al 15 por ciento en el período. – VNA