Foto de ilustración (Fuente: VNA)
Phnom Penh  (VNA)- El mantenimiento de la paz, la estabilidad  política y la seguridad en Camboya durante los años recientes contribuyen al desarrollo socioeconómico y el mejoramiento de la vida de su población.

De acuerdo con especialistas, la nación sudesteasiática logró mantener la tendencia alcista y sostenible del crecimiento económico con un  ritmo promedio de 7,7 por ciento en las últimas dos décadas.

Además, gracias a sus logros en el enfrentamiento a la crisis financiera global en 2008, figuró entre los países con crecimiento récord, según la clasificación del Banco Mundial (BM).

Esos avances se reflejan en las cifras positivas en los sectores de industria, confecciones textiles, construcción, agricultura y servicios.

Particularmente,  se propone dejar de ser un país agrícola para transformarse en una nación con un desarrollo importante en la industria y los servicios.

Además, el ingreso per cápita aumentó de mil 40 dólares en 2013 a mil 560 dólares este año, mientras que la tasa de la pobreza disminuyó de 53,5 por ciento en 2004 a 13 por ciento en 2016.
 
En tanto, las divisas se incrementaron de tres mil 640 millones de dólares en 2013 a más de nueve mil millones de dólares al cierre del año pasado gracias a la tendencia creciente de las inversiones extranjeras directas.

Según pronósticos del BM, el crecimiento económico de Camboya este año podría ser de siete por ciento.-VNA