Foto de ilustración (Fuente:VNA)
Phnom Penh, 15 sep (VNA) – El Ministerio de Relaciones Exteriores de Camboya anunció que las restricciones de visados de Estados Unidos a altos funcionarios de esa entidad son "irrazonables" y en contra del espíritu de buena cooperación entre los dos países.

En un comunicado publicado la víspera, la cartera camboyana dijo que ha sido una sorpresa la decisión de la parte estadounidense porque Phnom Penh no ha detenido su cooperación ni se ha negado o ha demorado injustificadamente en aceptar a sus nacionales deportados por Estados Unidos.

Además, Camboya está preparando los procedimientos para recibir a esas personas  y tratará por todos los medios de asegurar que esos camboyanos se reintegren con éxito en la sociedad y comiencen sus nuevas vidas, agregó el comunicado.

Con anterioridad, Washington decidió suspender a partir del 13 de septiembre la emisión de visa personal a los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de Camboya y sus familias, debido a que presuntamente la nación sudesteasiática se negó a recibir a esos ciudadanos.

En abril, el primer ministro camboyano, Hun Sen, dijo que Camboya no canceló el acuerdo de deportación firmado con Estados Unidos hace 15 años, pero pidió a la parte norteamericana que enmiende el pacto para permitir que los camboyanos condenados continúen viviendo allí después cumplir su condena de prisión.

Bajo el acuerdo efectivo, los camboyanos, que son residentes permanentes de Estados Unidos, serán deportados a Camboya si son condenados. VNA

VNA-INT