Kuala Lumpur (VNA) - La Fiscalía de Malasia citó a representantes de las oficinas del Banco de Inversión estadounidense Goldman Sachs, en Londres y Hong Kong (China), para presentarse en una audiencia en junio próximo, por sus vínculos con el escándalo del fondo estatal 1 Malaysia Development Berhad (1MDB).

Foto de ilustración (Fuente: Sabi News)

En una rueda de prensa, efectuada aquí la víspera, el fiscal malasio Aaron Paul Chelliah informó que la presentación ante la justicia de su país de ambas entidades debe realizarse antes de la próxima audiencia sobre este caso, prevista para el 24 de junio de este año.

Con anterioridad, sólo representantes de la oficina de Goldman Sachs en Singapur, con sus abogados malasios, aparecieron ayer en el tribunal con el fin de prepararse para ese juicio.

En diciembre del año pasado, el Gobierno de Malasia presentó cargos penales contra el banco estadounidense y dos exdirectores, Tim Leissner y Ng Chong Hwa, por malversar dos mil 700 millones de dólares estadounidenses de las ganancias de bonos emitidos por las subsidiarias de 1MDB.

Por su parte, Goldman Sachs confirmó que varios funcionarios del gabinete del exprimer ministro malasio Najib Razak, “engañaron” a la entidad sobre el uso de dinero que ingresó mediante las citadas ofertas de bonos.

El mencionado fondo fue fundado en 2009 por el propio Najib con el supuesto propósito de impulsar el desarrollo socioeconómico mediante las inversiones extranjeras directas, y las relaciones con los socios internacionales.

Sin embargo, un escándalo provocado por la pérdida de tres mil 700 millones de dólares del Fondo, presuntamente vinculado con acciones de corrupción y lavado de dinero, condujo a múltiples investigaciones nacionales y en Estados Unidos, Suiza, Singapur y China.-VNA