Hanoi (VNA) - Unirse a la misión de paz de las Naciones Unidas no solo constituye una gran responsabilidad sino también es un gran honor para cada oficial de Vietnam y además de sus deberes, los soldados del país indochino participan en actividades sociales en apoyo a la población local.

 

El teniente coronel Le Ngoc Son enseña a niños centroafricanos.
El caso del teniente coronel Le Ngoc Son no es una excepción. Además de participar en la misión de paz de las Naciones Unidas en República Centroafricana, Ngoc Son dedicó su tiempo a enseñar a muchos niños locales.
El militar vietnamita compartió clases a los niños centroafricanos en inglés, a veces en francés, o incluso con algunas palabras vagas que aprendió de los lugareños.

Según Ngoc Son, se trató de una clase excepcional, ya que se llevó a cabo en una esquina de un patio de recreo. A veces, el oficial vietnamita compartió lecciones en el jardín mientras cultivaba las verduras, observando cómo estudiaban los niños.

Para la fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU, la misión más importante es proteger a la población local de las disputas. Por lo tanto, el trabajo de Son como maestro es una particularidad.

La misión de mantenimiento de la paz de la ONU se sorprendió cuando se enteró que Ngoc Son estaba enseñando a 150 niños locales. Es por eso que le llaman "maestro", e incluso "profesor".

Al regresar a casa después de completar su misión de un año en la República Centroafricana, la maleta de Son estaba llena de los regalos y cartas que le obsequiaron los pequeños locales.

Según Ngoc Son, enseñar es algo que puede ayudar a elevar los conocimientos de los habitantes de la zona y también es una forma de mantener la paz. - VNA