Nghe An, Vietnam  (VNA) - La oncena reunión de altos funcionarios del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) sobre la gestión de desastres naturales se clausuró hoy en esta provincia centrovietnamita, después dos jornadas de trabajo.

Escena de la reunión (Fuente: VNA)

Los participantes coincidieron en que los países deben elaborar su propio plan integral de respuesta a calamidades naturales, introducir las actividades al respecto en la estrategia de desarrollo socioeconómico y estimular la participación del sector privado y de la comunidad en esas tareas.

También intercambiaron medidas destinadas a gestionar eficientemente las labores de enfrentamiento de desastres, sobre todo la aplicación de tecnología en la detección, pronóstico y alerta.

Los delegados aprobaron las recomendaciones para presentarlas a la Cumbre del APEC, que se celerará en noviembre próximo en la ciudad central de Da Nang.

En ese documento, abogaron por implementar nuevas soluciones científico-tecnológicas para asistir al proceso de adopción de las decisiones referentes a la lucha contra desastres naturales y al enfrentamiento al cambio climático.

También llamaron a impulsar la investigación y aplicación de avances tecnológicos en el alivio de los fenómenos climáticos extremos, así como a aumentar las inversiones en las infraestructuras informáticas y comunicativas para fortalecer las labores de pronóstico y alerta.

Al lado del incremento de la aplicación tecnológica en la gestión de calamidades basada en la comunidad, es necesario también que las economías del APEC intercambien conocimientos al respecto.

Durante el evento, los participantes también revisaron el progreso de la aplicación de tecnología como preparativo de la respuesta a acontecimientos urgentes.

El jefe del Departamento de Prevención y Lucha contra Desastres Naturales de Vietnam, Tran Quang Hoai, enfatizó que las economías del bloque deben continuar intercambiando información, iniciativas y lecciones en esta esfera, sobre todo las experiencias de aplicación científico-tecnológica.

La próxima reunión tendrá lugar en Papúa Nueva Guinea en 2018. - VNA