Kuala Lumpur, 19 oct (VNA)- La Comisión de Lucha contra la Corrupción de Malasia (MACC) detuvo al exviceprimer ministro malasio Ahmad Zahid Hamidi por sus supuestos vínculos con la malversación de un fondo humanitario que preside, conducta  que se considera "abuso de poder y confianza".
El exviceprimer ministro malasio Ahmad Zahid Hamidi (Fuente:AFP/VNA)

Hamidi, jefe de la Organización Nacional de los Malayos Unidos (UMNO), principal partido opositor del país, fue arrestado la víspera en la sede de la MACC en Putrajaya, capital administrativa de Malasia.

Con anterioridad, esa Comisión convocó en cinco oportunidades a Hamidi para interrogarlo por usar 193 mil dólares provenientes de ese fondo para el pago de su tarjeta y de su esposa. 
El líder opositor rechazó esas acusaciones y sostuvo que uno de sus ayudantes realizó el pago y cometió un “error” con el uso de las tarjetas del fondo, fundado en 1997 con el objetivo de la erradicación de la pobreza.

Hamidi constituye el último ex alto funcionario de Malasio y uno de los miembros de UMNO que fue arrestado por sus presuntos vínculos con la corrupción después de las elecciones para la Cámara de Representantes de Malasia en mayo pasado.

Anteriormente, el exprimer ministro Najib Razak, también expresidente de UMNO, y su esposa, fueron detenidos por  supuestos delitos relacionados con el escándalo del Fondo estatal 1 Malaysia Development Berhad (1MDB).

Ellos rechazaron todas las acusaciones en su contra por la malversación de unos 554 millones de dólares de 1MDB.

En julio pasado, la MACC congeló varias cuentas bancarias del UMNO como parte de la investigación sobre las pérdidas en el 1MDB que se fundó por Najib Razak en 2009 para supuestamente  impulsar el desarrollo socioeconómico de Malasia mediante las inversiones extranjeras directas y las relaciones con los socios internacionales.

Sin embargo, según autoridades de Estados Unidos, cuatro mil 500 millones de dólares del último fondo se perdieron y otros 700 millones de dólares se enviaron a las cuentas bancarias de Najib.

El escándalo condujo a múltiples pesquisas nacionales y en Estados Unidos, Suiza, Singapur y China, así como otros países.-VNA