Monumento del masacre My Lai (Fuente: VNA)
 
Hanoi  (VNA)- El Fondo de Paz de My Lai invertirá en la construcción de un gran parque en memoria de las víctimas de la estremecedora masacre ocurrida hace 50 años en la aldea de Son My, de la comuna de Tinh Khe, en la provincia centrovietnamita de Quang Ngai.

De acuerdo con lo programado, el Parque Memorial de Paz My Lai se edificará en una zona de 41 hectáreas cercana al aeropuerto de Chu Lai, en la referida ciudad.

La presidenta del Fondo de Paz de My Lai, Truong Ngoc Thuy, informó que la entidad realizó estudios en parques similares en las prefecturas japonesas de Hiroshima y Nagasaki y que también desplegó programas de cooperación con esos lugares.

Cuando se concluya, el parque de My Lai se conectará con los enclaves similares en el mundo mediante sus actividades, agregó Ngoc Thuy.

A su vez, Dang Ngoc Dung, vicepresidente del Comité Popular de Quang Ngai, destacó que el parque será una obra histórico-cultural clave de la localidad y un destino ideal para que las diferentes generaciones enriquezcan sus conocimientos sobre las pérdidas y los sufrimientos de su pueblo en la gesta libertadora.

El intercambio cultural y la cooperación para el desarrollo son actividades destinadas a cicatrizar las heridas de la guerra y en esto, dijo, resalta el amor y la defensa de la paz de la población de Quang Ngai y de los vietnamitas en general a la paz, expresó.

Con motivo del quincuagésimo aniversario de la matanza en la que murieron 504 ciudadanos inocentes bajo las balas de un grupo de efectivos estadounidenses, la provincia de Quang Ngai realizará diversas actividades, tales como la Semana de Cine de Son My, una exposición de pinturas y fotografías, además del acto conmemorativo central.

El 16 de marzo de 1968, soldados norteamericanos asesinaron en una operación de barrida a 504 civiles desarmados, que en su mayoría eran mujeres y niños inocentes, en la aldea de Son My (o My Lai), en la comuna de Tinh Khe, distrito Son Tinh, en Quang Ngai.

Bajo el concepto “quemar todo, matar todo”, también destruyeron 247 viviendas de la población local, masacraron miles de reses y aves de corral, y quemaron todo el arrozal en espera de cosecha.

La sangrienta matanza sacudió a todo el mundo, mostró la crueldad de los invasores estadounidenses durante la guerra en Vietnam y dejó enormes pérdidas espirituales a las familias de las víctimas y el pueblo vietnamita.

Ese genocidio no fue el único cometido por las tropas de Washington, aunque por su magnitud y atrocidad resultó el más condenado, incluso en Estados Unidos.

El criminal hecho espoleó aún más el movimiento antibelicista en Estados Unidos, cuyo gobierno, avergonzado por la opinión pública mundial y derrotado por el Ejército Popular de Vietnam, no tuvo más remedio que retirar sus tropas en enero 1973. –VNA