Bangkok (VNA) - Las autoridades de Tailandia han intensificado la construcción de "bancos de agua" subterráneos en esta capital, para proteger mejor las áreas propensas a inundaciones, informó un portavoz oficial.
El primer ministro tailandés, Prayut Chan-ocha, visita los sitios de construcción del proyecto de "bancos de agua" en Bangkok (Fuente: www.bangkok post.com)

Como parte del proyecto se completarán este año cinco bancos de agua, con una capacidad combinada para albergar más de 27 mil metros cúbicos, y el primero, ubicado en la región capitalina Asok-Din Daeng, estará listo en agosto, precisó la fuente.

La capital de Tailandia, Bangkok, sufre inundaciones en la temporada de lluvias y el agua se desborda en su región norte debido al aumento de la marea, que afecta a los afluentes de los ríos regionales.

La nueva medida para la prevención de inundaciones, que se basa en los bancos de agua subterránea desarrollados en Japón, involucra un pozo gigante de concreto que se puede usar para retener el agua de lluvia durante intensas precipitaciones. El pozo está conectado con tuberías y canalones, para recibir el agua de la inundación.

La construcción del banco subterráneo de agua en Asok-Din Daeng ya se completó en un 40 por ciento, informó el vicegobernador de Bangkok,  Jakkraphan Phewngam.

Phewngam explicó que esta parte ha sido conocida durante mucho tiempo como una de las áreas más propensas a inundaciones de esta ciudad,  porque es baja.

Amplió que no solo los residentes a lo largo de las carreteras se sienten preocupados por los altos niveles de inundaciones cuando la lluvia arrecia en la capital, sino que los conductores también temen quedar atrapados en las consiguientes congestiones del tráfico.

Otros cuatro pozos se construirán en áreas de alto riesgo, anunció.

El alto funcionario agregó que las autoridades de Bangkok también están implementando otras medidas para hacer frente a las inundaciones, según las diferentes áreas geográficas de la capital.

Entre estas acciones se encuentra el denominado “pipe jacking”, una técnica para instalar tuberías subterráneas con gatos hidráulicos, que se utiliza en pequeñas carreteras concurridas.

Además, se construirán en las afueras de la ciudad cinco embalses de agua de lluvia con una capacidad combinada de 141 mil 100 metros cúbicos. -VNA