Descontaminan un establecimiento de cría. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA)- Informaciones sobre las medidas destinadas a prevenir la introducción de la peste porcina africana en Vietnam y el bienestar animal constituye el contenido principal de un seminario temático efectuado hoy en esta capital.

Al hablar en la cita, el jefe de la filial del Departamento municipal de Salud Animal, Nguyen Ngoc Son, subrayó que aún no existen una vacuna ni medicamentos para esa enfermedad de origen vírico.

Por esa razón, lo más importante es prevenir ese mal, tarea que requiere grandes esfuerzos para controlar el transporte, la compraventa de cerdo y los productos derivados y por monitorear las enfermedades porcinas en las provincias a fin de adoptar de soluciones oportunas.

Según Ngoc Son, además de esas tareas, su unidad se empeñará en gestionar las actividades de los lugares de cría de ese ganado y de los mataderos, así como de los mercados en la localidad.

A su vez, el Comité Popular territorial exige a los distritos sumarse a esas misiones y estrechar la cooperación en las mismas.

Por su parte, el Servicio de Agricultura y Desarrollo Rural de Hanoi se responsabiliza con seguir de cerca la evolución de la peste porcina africana en otros lugares, informó el funcionario.

Durante el taller, los participantes se actualizaron de la situación de ese mal en otros países, en especial en China, a fin de obtener una visión más amplia sobre sus afectaciones.

La peste porcina africana es una enfermedad de origen vírico, descubierta por primera vez en Kenia en 1910. En 1957 el virus se detectó por primera vez en el continente europeo, en Portugal específicamente, de donde pasó a España en 1960, haciéndose presente la enfermedad de manera constante en todas las granjas porcinas de la península ibérica.

Esto provocó graves daños económicos debido a varias razones: cerdos enfermos,  prohibición de exportación de productos cárnicos derivados, además de la necesidad de sacrificar otros en las zonas afectadas por brotes de la infección.

Entre 1960 y 1970, ese mal también apareció en países europeos como Italia, Francia, Holanda y Bélgica. En 1971, el virus se propagó al continente americano, detectándose brotes en Cuba, Brasil, Haití y República Dominicana. Aún hoy se considera que es propia de algunos países del África subsahariana y en Cerdeña, considerándose erradicada por los demás países y zonas mencionadas.

Para el control de la enfermedad es indispensable la inspección del acceso a las instalaciones ganaderas, la limpieza extrema de instalaciones y vehículos, incluyendo la desinfección de botas, jaulas de camión, así como reducir las entradas de servicios externos. Asimismo es recomendable el uso de agua caliente a presión e hipoclorito de sodio en la limpieza de instalaciones y herramientas. –VNA