Ciudad Ho Chi Minh, (VNA)- Con majestuosos paisajes fluviales, arrozales y verdes huertos, las localidades vietnamitas en el Delta del Río Mekong atraen a numerosos visitantes nacionales y extranjeros, quienes disfrutan una forma distinta de  turismo, basada en la agricultura.

Foto de ilustración (Fuente: VNA)


El área posee un complejo sistema de ríos y canales, los cuales brindan a esta tierra fértil aguas que irrigan vastas huertas frutales y campos de arroz, así como misteriosos manglares, destacados por su gran biodiversidad. 

Al llegar a esa región, los turistas quedan sorprendidos con las prácticas de producción agrícola muy diversas de los pobladores locales, desde el cultivo de arroz, frutas, vegetales, cría de camarón y peces, hasta los oficios artesanales tradicionales asociados a la agricultura.

Los visitantes tienen la oportunidad de experimentar la vida de los granjeros, mediante las ofertas de tures agrícolas.

El ecoturismo, el turismo histórico – cultural y el turismo espiritual son los modelos más conocidos para los vacacionistas en la región del Delta del río Mekong en los últimos años.

El modelo de desarrollo agrícola combinado con el turismo comunitario genera ingresos en ambas direcciones para los agricultores locales, así como contribuye a diversificar los productos turísticos y a divulgar las potencialidades de esa región.

Con la explotación del turismo agrícola, se espera que ese modelo aproveche los abundantes recursos naturales y culturales de la zona, y brinde a los visitantes la experiencia única de ser agricultores y conocer las costumbres tradicionales locales. - VNA