Washington (VNA) - Vietnam y Estados Unidos deben incrementar la cooperación para mitigar las secuelas de guerra, especialmente la descontaminación de zonas afectadas con el agente naranja, afirmó Timothy Rieser, consejero del Comité de Asignaciones del Senado de Estados Unidos. 

Timothy Rieser, consejero del Comité de Asignaciones del Senado de Estados Unidos. (Fuente: VNA)

Tal afirmación la hizo Rieser, quien es también asistente de política exterior de la Oficina del senador Patrick Leahy, durante una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias en vísperas de un seminario bilateral en Washington sobre el tema.  

El experto afirmó que las experiencias reales durante las visitas a Vietnam los estimularon a él , así como a legisladores estadounidenses como  Leahy y  el difunto John McCain, a trabajar para respaldar a ambas partes en el alivio de las consecuencias de guerra.

De acuerdo con el funcionario, al principio no fue fácil apoyar al país indochino, en momentos en que los estadounidenses carecieron de informaciones sobre las secuelas que dejó el conflicto en Vietnam, y sobre la importancia de la reconciliación.   

Algunos miembros de la administración de Washington, incluso se opusieron a esas actividades, al considerar que es más importante resolver los problemas internos de Estados Unidos y atender a los veteranos nacionales, precisó.  

Sin embargo, recalcó, esa situación puso de relieve la necesidad de concientizar a los estadounidenses sobre la importancia de dejar a un lado el pasado, para construir la confianza y la cooperación entre las dos partes.  

Afirmó que Vietnam necesita el apoyo norteamericano para mitigar las severas consecuencias de la guerra, y ese hecho constituye una oportunidad para que ambas naciones resuelvan varios problemas pendientes.  

En cuanto a este asunto, aseguró, el senador Patrick Leahy siempre ha trabajado para garantizar el financiamiento dedicado a las actividades al respecto.

Cada vez más personas conocen las secuelas de la guerra en Vietnam, y respaldan los esfuerzos destinados a aliviar las heridas que sufrió el pueblo indochino, reiteró.

En la entrevista, Rieser también reconoció los resultados notables en la cooperación bilateral en ese tema, particularmente en la búsqueda de restos de combatientes de ambos países desaparecidos durante la guerra.

Washington ayudó a Hanoi a modernizar las técnicas de localización de los soldados, a la vez que ofreció asistencia para la remoción de explosivos remanentes, así como para atender a las personas afectadas por el agente naranja, añadió.

Aseguró que Estados Unidos mantendrá  la cooperación en este ámbito, una posición que, según dijo, ha sido reafirmada durante recientes visitas a Vietnam de líderes norteamericanos. - VNA