Nueva York (VNA)- La presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), María Fernanda Espinosa, resaltó los valores atemporales del budismo, en el contexto marcado por el aumento de la violencia y la desigualdad, en una ceremonia efectuada en esta ciudad por motivo del Día del nacimiento de Buda, o el Vesak.

Celebración del Día de Vesak de las Naciones Unidas (Fuente: VNA)

En el acto, efectuado el viernes último en la sede de la ONU en Nueva York, la dirigente apreció los significados del evento, en ocasión del aniversario 10 del reconocimiento de la efeméride por la organización.

Asimismo, exhortó a actuar de manera responsable, tolerante y compasiva, en aras de promover la paz y el diálogo entre las religiones y culturas en el mundo.

Por otro lado, el secretario general de la ONU, António Guterres, envió un mensaje en conmemoración del Día de Vesak, el cual apuntó a la celebración de esta fecha como una ocasión para reconfirmar el compromiso de construir un mundo, donde todas las personas puedan vivir en paz y ser respetadas con dignidad.

En tanto, el embajador Pham Hai Anh, jefe de la misión vietnamita en la ONU, hizo hincapié en las ideas y enseñanzas del budismo sobre la paz, la armonía, y la tolerancia, y al tiempo propuso a la comunidad internacional que realice las acciones por fortalecer la solidaridad, difundir el amor y la comprensión, impulsar la cooperación y asumir la responsabilidad conjunta por la paz, la felicidad y el desarrollo sostenible en el mundo.

El Vesak, celebrado en el día del plenilunio en mayo cada año, fue reconocido en 1999 por la ONU como la mayor fiesta del budismo, el cual cuenta con centenares de millones de seguidores en el mundo. - VNA