Yakarta (VNA) - Indonesia devolvió a Australia ocho contenedores de basura, que pesan unas 210 toneladas, anunció la portavoz de la Aduana de la ciudad de Surabaya, Alvina Christine.
Foto de ilustración (Fuente: nst.com.my)

Según la fuente, el cargamento salió el lunes de esa urbe, la segunda más grande del país sudesteasiático, a bordo de un buque de carga con destino inicial a Singapur.

La medida se produce a menos de una semana de que Australia se comprometió a dejar de exportar residuos reciclables, en medio de las preocupaciones mundiales sobre el plástico que contamina los océanos y el aumento de la presión de las naciones asiáticas contra la aceptación de basura.

El mes pasado, Indonesia dijo que devolvería la basura australiana después de que las autoridades encontraron materiales peligrosos y residuos domésticos, incluidos pañales usados y desechos electrónicos, en contenedores que supuestamente contenían solo papel de desecho.

Con anterioridad, este país devolvió siete contenedores de desechos importados ilegalmente a Francia y Hong Kong (China), que fueron incautados en la isla de Batam, cerca de Singapur. Los mismos estaban cargados con desechos plásticos y materiales peligrosos, en violación de las normas de importación.

Las autoridades de Batam también preparan la devolución de otros 42 contenedores de desechos a países como Estados Unidos, Australia y Alemania.

China solía recibir la mayor parte de la chatarra de plástico de todo el mundo, pero cerró sus puertas a la basura extranjera el año pasado, como parte de sus esfuerzos por limpiar el medio ambiente.

Desde entonces se han redirigido enormes cantidades de desechos a países del Sudeste Asiático, incluidos Malasia, Indonesia y, en menor medida, Filipinas.

Alrededor de 300 millones de toneladas de plástico se producen cada año, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), y gran parte de ellas terminan en vertederos o contaminan los mares, lo que ha generado una creciente crisis internacional.

Entre los desechos que causan una mayor preocupación ambiental  se encuentran los denominados microplásticos, pequeños pedazos de desechos degradados que contienen sustancias químicas dañinas y se acumulan dentro de peces, pájaros y otros animales. - VNA