El ministro de Defensa de Vietnam, Ngo Xuan Lich, (segundo, de derecha a izquierda) (Fuente: VNA)

Singapur  (VNA) - La independencia, la autodeterminación, el fortalecimiento de la cooperación y el respeto a las leyes internacionales constituyen la base para la seguridad, la paz y el desarrollo, afirmó hoy el ministro de Defensa de Vietnam, Ngo Xuan Lich.

Al intervenir en la XVII Cumbre de Seguridad de Asia (Diálogo de Shangri-La), Xuan Lich declaró que para enfrentar a los desafíos de la región Asia-Pacífico como el terrorismo y las disputas soberanas, las partes deben resolver los desacuerdos mediante el diálogo y otros medios pacíficos y evitar las acciones unilaterales, el uso de la fuerza o la amenaza de utilizarla.

Exhortó a fortalecer la confianza mutua mediante la consulta y el intercambio de información, contactos de alto nivel y actividades conjuntas entre las fuerzas militares, así como la garantía de la transparencia de las políticas y el cumplimiento de los compromisos internacionales.

Por otro lado, recalcó Xuan Lich, las naciones necesitan ampliar y diversificar los mecanismos de cooperación regional e interregional en los sectores de defensa, seguridad, política y economía.

También instó a establecer nuevos marcos para asistir a las partes en la solución pacífica de las disputas, especialmente las referidas a la Península de Corea, el Mar de China Oriental y el Mar del Este, sobre la base del respeto a la soberanía y la integridad territorial de las naciones, el apego a las leyes internacionales y la no intervención en los asuntos interiores de cada estado.

Además, afirmó que la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) es un destacado ejemplo de la cooperación eficiente entre países pequeños y medianos, y desempeña un papel cada vez más activo y crucial en los esfuerzos comunes para construir la estructura de seguridad en la región.

Al referirse al asunto del Mar del Este, Xuan Lich ratificó el respaldo de Hanoi a la solución de las disputas por vías pacíficas y concordantes con las regulaciones universales, particularmente la Convención de las Naciones Unidas sobre el derecho del mar (UNCLOS) de 1982.

Vietnam aboga, además, por el cumplimiento de la Declaración sobre la conducta de las partes en el Mar del Este (DOC) y por el establecimiento pronto de un código al respecto (COC), el cual, evaluó Xuan Lich, constituye una medida para construir la confianza estratégica entre la ASEAN y China y manifiesta la voluntad de los países de contribuir a un orden de seguridad regional basado en las leyes internacionales.

Todas las acciones de violación a la soberanía de un otro país, de militarización y reforzamiento de la fuerza militar en esas aguas son inapropiadas con las regulaciones internacionales y contravienen los compromisos regionales, recalcó Xuan Lich.

En ese sentido, exhortó a las partes a actuar con responsabilidad para construir un orden en el mar, de forma que el Mar del Este sea aguas de paz, cooperación y amistad. - VNA