Hanoi (VNA)- La economía de Filipinas mantendrá el crecimiento de 6,7 por ciento este año y en 2019 gracias al aumento del gasto de consumo e inversiones, según los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sin embargo, esa institución advirtió de riesgos a corto plazo debido al incremento de la inflación, el tipo de cambio entre el dólar estadounidense y el peso (moneda nacional), el crecimiento crediticio y la tensión comercial.

Vaticinó que el déficit de cuenta corriente equivaldrá a 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto de Filipinas, más alto que la cifra de 0,3 por ciento pronosticada, lo que obedece  al alza de las importaciones de materias primas e insumo.

El valor del peso disminuyó seis por ciento frente al billete verde en lo que de año, lo que significa que la moneda nacional de Filipinas es la de peor desempeño en Asia.

El FMI expresó su apoyo a Manila en su política monetaria para controlar la inflación y comentó que el país archipiélago debe mantener flexible el tipo de cambio para que la economía nacional pueda resistir  los shocks externos.

También exhortó a Filipinas a adoptar medidas encaminadas a garantizar la estabilidad financiera en el contexto del fuerte crecimiento de créditos y las deudas empresariales.-VNA