Kuala Lumpur (VNA) - Malasia mantendrá un fuerte crecimiento, pero el alto nivel de deuda de las familias plantea desafíos para el país, dijo la agencia de calificación Moody´s Investor Service.
 
Fuente: thehindu.com


De acuerdo con la actualización anual de esa empresa, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de Malasia podrá alcanzar 5,2 por ciento en 2018, apuntalado por grandes proyectos de infraestructura que estimularán la inversión pública y privada.

La economía de ese país creció un 5,9 por ciento el año pasado, según el Banco Central.

Mientras tanto, la deuda familiar de Malasia a finales de 2017 fue del 84,3 por ciento de su PIB, frente al 88,4 por ciento en 2016, lo que plantea retos a la estabilidad de la macroeconomía del país.

Moody´s mantuvo la calificación crediticia de esa nación en A3 (estable), gracias a su economía grande y diversificada, amplios recursos naturales y sólidas perspectivas de crecimiento a mediano plazo. – VNA