Singapur, (VNA)- Estados Unidos desea cooperar con los países sudesteasiáticos en materia de lucha antiterrorista para impedir la construcción de un baluarte en la región por parte de sujetos afines al Estado Islámico (EI).

El jefe del Comando del Pacífico del país norteamericano, Harry Harris (Fuente: VNA)


Al pronunciar un discurso en Singapur, el jefe del Comando del Pacífico del país norteamericano, Harry Haris, destacó la eliminación por parte de las fuerzas de seguridad de Filipinas de Isnilon Hapilon, uno de los cabecillas del grupo insurgente Abu Sayyaf, y también de Omarkhayam Maute, fundador de Maute, organización afín al EI.

Subrayó que lo sucedido en la ciudad filipina de Marawi constituye una alerta para todos los países, en el contexto de que las organizaciones extremistas, integradas por una parte de los  militantes armados que regresan al Sudeste Asiático procedentes del Oriente Medio, intentan lograr una posición en la zona.

Enfatizó en la tarea obligatoria de erradicar las amenazas de EI, que ya está presente en la zona del Índico, Asia y Pacífico.

Por otro lado, llamó a las naciones de la región a estrechar la colaboración con Estados Unidos en la lucha contra el tráfico de drogas, el mejoramiento de la seguridad marítima y el fomento de las labores de rescate ante los desastres naturales.

Con anterioridad, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, anunció que el ejército nacional liberó totalmente la ciudad de Marawi luego de 148 días de enfrentamientos con los insurgentes.- VNA