An Giang, Vietnam, (VNA)- Un seminario científico que conmemora el 40 aniversario de la victoria de la guerra de defensa en la frontera suroeste y el triunfo conjunto de Vietnam y Camboya sobre el régimen genocida tuvo lugar en esta provincia survietnamita.

Seminario científico de victoria de Camboya sobre Khmer Rojo en Vietnam (Fuente: VNA)

El simposio busca resaltar el papel y el significado histórico de esos acontecimientos, así como la alianza entre los dos ejércitos en la lucha contra los jemeres rojos, y cuenta con la presentación de casi de 90 informes de dirigentes, científicos militares y testigos de los dos países.

En el evento, el titular de Defensa, coronel general Le Chiem, recordó que el régimen de Pol Pot y Ieng Sary, respaldado por fuerzas extranjeras lanzó una guerra fronteriza y al mismo tiempo, implementó una brutal política genocida contra el pueblo camboyano.

Durante el periodo de 1976-1979, se asesinaron a casi tres millones de habitantes de ese país, o dos quintos de la población, rememoró.

En Vietnam, ese régimen distorsionó la historia de la nación, incitó al odio nacional, desplegó tropas para destruir aldeas y matar a residentes locales, incluidos ancianos, mujeres y niños, violando gravemente su independencia, soberanía y integridad territorial, agregó.

Según el dirigente, ante esa invasión, Vietnam junto con el Frente Unido de Salvación Nacional de Camboya lanzó contraataques y derrocó al régimen el 7 de enero de 1979. Esa victoria se convirtió en un brillante símbolo de la solidaridad leal entre Hanoi y Phnom Penh.

Por otra parte, el subjefe del Departamento General de Política del Ejército Popular de Vietnam, coronel general Nguyen Trong Nghia, destacó la importancia de la victoria de la guerra de defensa en la frontera suroeste de Vietnam para proteger la integridad territorial y salvar el pueblo camboyano de ese genocidio.

Significó que ese triunfo contribuyó al restablecimiento de la amistad y la solidaridad entre los dos gobiernos, así como entre los dos pueblos.

Desde 1975, el régimen genocidio camboyano realizó numerosos ataques a aldeas vietnamitas en la frontera suroeste, matando a miles de personas.

En respuesta a esas agresiones, Vietnam adaptó medidas pacíficas y trató de resolver el conflicto mediante negociaciones. Sin embargo, en 1977 los Khmer Rojo lanzaron asaltos de mayor escala al territorio vietnamita, lo que obligó a este país a ejecutar un contraataque para derrocar definitivamente al genocidio y ayudar a los camboyanos a establecer su propio gobierno.-VNA