Manila, 11 jun (VNA)- Al menos 15 milicianos afines al Estado Islámico  murieron durante ataques aéreos y por tierra del Ejército de Filipinas contra una fábrica de bombas de los insurgentes en la región de Maguindanao, en el sur de este país, según informó una fuente militar.

Los ataques tuvieron lugar en la marisma de Liguasan, donde un centenar de insurrectos del Movimiento de Luchadores por la Libertad Islámica del Bangsamoro (BIFF, en inglés) fabricaban artefactos explosivos, de acuerdo con el general de brigada Cirilito Sobejana.

BIFF, integrado por 400 miembros, es uno de los grupos que se ha declarado fiel a la organización autonombrada “Estado Islámico” y sus actividades se centran en Maguindanao, especialmente en la ciudad de Cotabato y en las provincias de Maguindanao, Cotabato del Norte y Sultán Kudarat.

A partir de agosto del año pasado, el Ejército filipino, en coordinación con fuerzas del Frente Moro de Liberación Nacional (FMLN), intensificó las campañas contra el BIFF.-VNA
VNA-INTER