Manila, 06 dic (VNA)- El número de fallecidos por deslaves de tierra e inundaciones en el Centro de Filipinas se elevó a 126, según informaron hoy autoridades filipinas.

Inundaciones en Camarines Sur, Filipinas (Fuente: VNA)


El tifón Usman azotó a Filipinas el 29 de diciembre pasado, causando inundaciones y deslizamientos de tierra en las regiones de Bicol y Bisayas Orientales. En Bicol, más de 100 personas perdieron la vida.

Según la Agencia de Mitigación de Riesgos de Desastres Naturales de Filipinas, la tormenta obligó a más de 152 mil personas a evacuarse y otras 75 resultaron heridas.

El portavoz de esa entidad, Edgar Posadas, dijo que la cantidad de víctimas podrá crecer puesto que 25 personas permanecen desaparecidas.

Con anterioridad, el presidente filipino, Rodrigo Duterte, visitó Bicol e instó a las autoridades locales a construir centros de evacuación, en vez de las escuelas.

Cada año, Filipinas registra unas 20 tormentas que provocan grandes pérdidas en la agricultura y la infraestructura, lo que afecta en gran medida a la vida de los pobladores de una de las economías de más rápido crecimiento en Asia. – VNA