Praga (VNA) – La Embajada de Vietnam en la República Checa manifestó a la cancillería de este país su profunda preocupación acerca de una declaración sobre la nación asiática de Lubomir Zaoralek, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados y excanciller checo.
 
Lubomir Zaoralek (Fuente: AFP/VNA)

En una nota oficial transmitida el pasado día 2 por la encargada de negocios de la Embajada, Tran Thanh Huong, a Martin Klepetko, responsable de Asia-Pacífico de la cancillería checa, la representación diplomática afirmó que las dos naciones poseen fructíferas relaciones de amistad tradicional y cooperación multifacética.  

La comunidad de checos de origen vietnamita, recalcó, fue reconocida como una etnia minoritaria y ha contribuido de forma significativa al desarrollo socioeconómico del país europeo.  

En ese sentido, Vietnam rechaza las opiniones personales de Zaoralek, pronunciadas durante una sesión de la Comisión de Relaciones Exteriores el 21 de junio pasado, las cuales provocan efectos negativos a los nexos bilaterales y a la comunidad de coterráneos.

Al recibir la nota oficial, Klepetko afirmó que el argumento de Zaoralek no es la postura de la cancillería ni del gobierno de la República Checa, y añadió que esa sesión fue una reunión abierta, y que la opinión de ese diputado no se transmite en ningún documento oficial.  

La comunidad de vietnamitas en el país europeo repudió la opinión –que denota la falta de buena voluntad hacia Hanoi- de Zaoralek. Políticos, intelectuales y empresarios checos también expresaron a la Agencia Vietnamita de Noticias su rechazo a esas palabras. – VNA