Los socios del Equipo de Investigación Conjunta (EIC) sobre la caída del avión de Malaysia Airlines (MH17) en Ucrania están considerando el establecimiento de un tribunal internacional independiente para tener un mecanismo de enjuiciamiento efectivo contra los responsables.

Escombros del MH17 en Ucrania (Fuente: VNA)


Así lo anunció el ministro de Transporte de Malasia, Liow Tiong Lai, en un comunicado emitido ayer tras la publicación del informe final de la Junta de Seguridad de Holanda (DSB, inglés).

Señaló que como el tribunal internacional del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas podría ser vetado, Malasia, Holanda, Bélgica, Ucrania y Australia están acelerando la adopción de un tratado destinado para establecer un tribunal internacional independiente.

Exhortó a hacer cambios en la operación global de aviones comerciales, subrayando la necesidad de elaborar reportes periódicos obligatorios sobre los riesgos para vuelos ante la Organización Internacional de Aviación Civil (OIAC), mientras que esta entidad debe divulgar tal información a los países miembros y las aerolíneas.

El primer ministro de Malasia, Najib Razak, informó también en un comunicado que conversó con sus homólogos holandés, Mark Rutte, y australiano, Malcolm Turnbull, y representantes de la DSB antes de la publicación del informe final.

Ratificó el compromiso para llevar a los perpetradores a la justicia y dijo que la investigación actual, dirigida por la parte holandesa, debe ofrecer respuestas definitivas que permiten a Malasia perseguir las acciones más enérgicas posibles contra los responsables.

Por su lado, la aerolínea Malaysia Airlines anunció en un comunicado que continuará cooperando con las autoridades en todos los asuntos relacionados con la pérdida del vuelo MH17, además de mantener su apoyo a familias de las víctimas hasta que todos los temas sean resueltos.

Con anterioridad, la DSB publicó oficialmente su informe de investigación, señalando que el vuelo de Malaysia Airlines MH17 fue derribado por un misil tierra- aire de la fabricación rusa Buk, lanzado desde una zona del este de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos.

Aunque no ha aclarado quién habría disparado el misil, la investigación encabezada por Holanda contradice con la de Rusia, la cual afirmaba que el avión fue abatido por un misil lanzado desde territorios controlados por tropas ucranianas.

El informe holandés detalló que el misil estalló en la izquierda de la cabina del piloto, mientras que la empresa rusa fabricante del Buk descartó que si el proyectil fue disparado desde la aldea de Zaroshchenskoye, bajo control de las fuerzas gubernamentales, no pudiera alcanzar esta parte del fuselaje.

El documento, que se ha concluido después de 15 meses de pesquisas, también criticó al gobierno ucranio por no cerrar el espacio aéreo sobre la parte oriental de su país. Acusó además a la aerolínea malasia por su inconsciencia sobre una posible amenaza a la aviación civil en la mencionada área.

El Boeing 777 de Malaysia Airlines estaba realizando el trayecto desde Ámsterdam a Kuala Lumpur cuando fue derribado mientras sobrevolaba territorio ucraniano el 17 de julio de 2014. Las 298 personas que viajaban a bordo, entre ellas 80 niños, murieron en el siniestro. – VNA