Manila (VNA)- Un rehén indonesio y un malasio, secuestrados por rebeldes del grupo extremista Abu Sayyaf (ASG) en el Sur de Filipinas, resultaron muerto y herido en un reciente intento de escape, mientras otro fue rescatado por el ejército de este país, informó un vocero militar.
Rebeldes del grupo extremista Abu Sayyaf (Fuente: BBC)

De acuerdo con el portavoz del Comando de Mindanao Occidental, Gerry Besana, los tres retenidos fueron capturados en diciembre pasado en el estado malasio de Sabah, en la isla de Borneo, luego, fueron llevados a la isla de Simusa, en la provincia filipina de Sulu.

Sostuvo que militares de la marina filipina logró rescatar a un rehén indonesio en el intento de fuga mientras recuperó el cuerpo de otro, ahogado en el mar.

Añadió, además, que se derribaron tres miembros del ASG, quienes perseguían a los dos ciudadanos indonesios en el mar, y se incautaron cuatro pistolas, un lanzagranadas y varias municiones.

Precisó que el rehén malasio resultó grave herido en el tiroteo entre militares y secuestradores, y fue traslado a un hospital en la ciudad filipina de Zamboanga.

Según el vocero, soldados de la fuerza armada nacional asediaron la isla de Simusa para buscar a otros rebeldes restantes del grupo terrorista.

El 5 de abril pasado, un enfrentamiento entre tropas filipinas y unos 80 miembros armados del ASG ocurrió en la ciudad Patikul, en la provincia de Sulu.

Como resultado, el ejército filipino ultimó a cuatro rebeldes e hirió a otros, mientras tanto tres militares resultaron muertos y otros heridos en el combate. - VNA