(Fuente: hoianworldheritage.org.vn)
Quang Nam, Vietnam (VNA) – A un año de su inauguración, el Espacio Cultural Vietnam-Japón consituye un nuevo símbolo de la amistad entre los dos pueblos y a la vez se ha convertido en un destino turístico atractivo en la ciudad antigua de Hoi An.

La obra fue inaugurada por los primeros ministros de Vietnam, Nguyen Xuan Phuc, y de Japón, Shinzo Abe, en noviembre de 2017, en ocasión de la Semana del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico. El centro de actividades culturales formó parte entonces de la conmemoración por el aniversario 45 del establecimiento de las relaciones diplomáticas bilaterales. 
 
Hasta la fecha, el lugar llegó a ser una especie de casco antiguo de Hoi An, patrimonio cultural mundial.

De acuerdo con Dang Thi Tang, residente local, el Espacio Cultural Vietnam-Japón contribuyó a fortalecer los nexos pueblo a pueblo, así como a incrementar la atracción de Hoi An para los turistas.  

Construido en el casco antiguo, donde hace más de cuatro siglos los comerciantes nipones llegaron al puerto marítimo más importante en el Sur de Vietnam para realizar negocios y divulgar la cultura japonesa, el Espacio se extiende en numerosas calles y rodea reliquias locales como la pagoda Cau y el templo Cam Pho.  

Constituye escenario para exposiciones frecuentes sobre la presencia de los japoneses en Hoi An desde el siglo XVII, al igual que manifestaciones de artes tradicionales, muestras de productos de artesanía y cursos de idioma y música de la Nación del Sol Naciente.  
Suzuki, un profesor voluntario de idioma japonés, dijo que muchos de sus amigos viajaron voluntariamente a Hoi An para compartir conocimientos y experiencias en múltiples esferas a los residentes locales.  

El japonés, quien imparte clases gratuitas para niños y personas de edad avanzada, afirmó que los dos pueblos comparten la laboriosidad, la creatividad y el anhelo de aprender.

El Espacio Cultural Vietnam-Japón ha contribuido de forma significativa a los vínculos de amistad, valoró, y aseguró que permanecerá en Hoi An para continuar ofreciendo cursos gratuitos a los lugareños.  

Por su parte, el vicepresidente del gobierno de la ciudad, Nguyen Van Son, atribuyó el éxito de este modelo al respaldo de la comunidad local y de la parte nipona.  

La prefectura Nagasaki entregó a Hoi An un shuinsen (“barco de sello rojo”, utilizado por los comerciantes japoneses que atracaban en los puertos del Sudeste Asiático en el siglo XVII), así como ofreció asistencia financiera y técnica para el mantenimiento de esa embarcación, precisó.  

Mientras, numerosas empresas enviaron libros, productos artesanales y artistas a Hoi An al servicio de las exposiciones y talleres de las artes del té y Origami (papiroflexia)

En el futuro, la ciudad intensificará la promoción turística y mejorará los productos disponibles, a la vez que introducirá nuevos servicios para incrementar la atracción del Espacio. – VNA