Manila (VNA) - El autodenominado Estado Islámico asumió la autoría del doble atentado con bombas perpetrado la víspera en una iglesia católica en la isla Jolo, en el Sur de Filipinas, provocando al menos 27 muertos.

Escenario del siniestro. (Fuente: VNA)

Esa organización emitió un comunicado, en el cual reconoció su responsabilidad en los ataques perpetrados por dos terroristas suicidas, quienes detonaron cinturones con explosivos dentro de la iglesia y su estacionamiento en la ciudad de Jolo, provincia de Sulu, informó el grupo de inteligencia SITE, que monitorea las actividades yihadistas en internet.

Según las autoridades filipinas, además de las 27 personas que perdieron la vida en el doble atentado, se reportaron otras 70 heridas.

Jolo ha sido considerada como centro de rebeldes islámicos en Filipinas, país donde la mayoría de los pobladores profesan el catolicismo.

El ataque ocurrió cuando los fieles acudían a una misa a las 08:00 (hora local), varios días después de un referendo para la creación de una región autónoma musulmana en el sur del país, bautizada Bangsamoro, y concebida como solución pacífica a décadas de conflictos que cobraron la vida de miles de personas.

Salvador Panelo, portavoz del presidente Rodrigo Duterte, declaró que el enemigo público desafió la capacidad del gobierno para garantizar la seguridad para los pobladores en esa región.  

Aseguró que las fuerzas armadas afrontarán los desafíos y castigarán a los culpables. - VNA