Washington (VNA)- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el primer ministro de Tailandia, Prayuth Chan-ocha reafirmaron su compromiso con el mantenimiento de la paz y la estabilidad en el Mar del Este, en el actual contexto en el que China está aumentando las acciones militares en las zonas en disputa.
El presidente Donald Trump y el premier Prayut Chan-ocha (Fuente: The Seattle Times)

En una declaración conjunta emitida desde la Casa Blanca, ambos líderes llamaron a aunar esfuerzos para alcanzar una solución pacífica sobre los litigios territoriales en dicha zona marítima estratégica, incluido el pleno acatamiento de los procedimientos jurídicos y diplomáticos, con base en la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982.

Asimismo, en sus conversaciones, Trump y Chan-ocha expresaron su preocupación ante la cantidad sin precedentes de pruebas nucleares y de misiles de Corea de Norte en el último año.

Al respecto, instaron a las partes relacionadas a cumplir seriamente las resoluciones pertinentes de la ONU, encaminadas a lograr una península coreana pacífica, estable y desnuclearizada.

Entre otros asuntos internacionales, dialogaron además acerca de la situación actual de la minoría étnica rohingyá en el estado de Rakhine, Myanmar. –VNA