Do Muoi durante un encuentro en 1992 con pobladores en el distrito Thuong Tin, Hanoi. (Fuente: VNA)

Hanoi (VNA)- Durante su trayectoria revolucionaria, el exmiembro del Buró Político y también exsecretario general del Partido Comunista de Vietnam (PCV), Do Muoi, cumplió de forma excelente las misiones a él encargadas por el Partido Comunista, el Estado y el pueblo.

Do Muoi, quien falleció a las 23:12 (hora local) el 1 de octubre de 2018 en el Hospital Militar Central 108 en Hanoi,  conservaba la virtud de un revolucionario y siempre se preocupaba por el progreso del país.

Al tomar conciencia desde muy temprana edad sobre los ideales de la revolución, el exidirigente vietnamita participó en los movimientos del Frente Popular desde los 19 años.

Se integró en el Partido Comunista de Indochina en 1939 y fue capturado y condenado a 10 años de cárcel en la prisión de Hoa Lo, Hanoi, por los imperialistas franceses en 1941. Con posterioridad, se escapó de la prisión y siguió sus actividades revolucionarias. Fue miembro del Comité partidista en Ha Dong y dirigió de forma directa la ofensiva general por alcanzar el poder en esa localidad.

Do Muoi desempeñó diferentes cargos directivos en las filas del Partido y de la administración, como secretario de las instancias ejecutivas en algunas provincias de la zona deltaica del Norte y de los comités regionales partidistas y también presidente del Comité de lucha de resistencia y comisario político de la Jefatura del área costera izquierda del Río Rojo en el combate contra los invasores franceses, hasta algunas posiciones directivas en distintos ministerios y ramas.

También formó parte de la fila directiva del Gobierno y fue secretario del PCV y diputado de la Asamblea Nacional de las legislativas II y IV hasta la IX.

Con el trascurso del tiempo, Do Muoi, que se forjó mientras asumía cargos importantes, se convirtió en un dirigente decisivo, con una voluntad firme y muy cercano a la población.

A finales de los años 70 y a mediados de la década de los 80 del siglo pasado, con su responsabilidad como vicepresidente y luego titular del Consejo de Ministros, junto con varios dirigentes y funcionarios, realizó estudios sobre la realidad nacional y propuso al PCV y el Gobierno diferentes soluciones creativas destinadas a impulsar la economía democrática.

Asimismo, mientras se desempeñó como máximo dirigente partidista, contribuyó a los esfuerzos del Comité Central del PCV, el Buró Político y el Secretariado para dirigir el Partido, las fuerzas armadas y todo el pueblo en el camino de impulsar el cumplimiento de los lineamientos de renovación y la construcción y salvaguardia nacional.

Durante los últimos años, pese a su edad avanzada, siguió estudiando y proponiendo diferentes recomendaciones al Partido y el Estado y actualizando también informaciones acerca de los logros del país.

Con esos aportes y sacrificios, su imagen se conserva de manera intacta en la mente de los vietnamitas como un combatiente revolucionario, digno y fiel que dedicó todo su corazón y su vida a la empresa de construcción nacional.- VNA