Thanh Hoa, Vietnam (VNA) - La plaza Lam Son, en la provincia centrovietnamita de Thanh Hoa, se convertirá en un escenario espléndido para una gran ceremonia, con motivo del aniversario 990 de la fundación de la localidad, a celebrarse el 8 de mayo próximo, se informó hoy aquí.

La Ciudadela de la dinastía Ho (Fuente: VNA)

De acuerdo con un portavoz oficial, más de 500 artistas participarán en las coloridas y deslumbrantes escenas, acompañadas con interpretaciones musicales tradicionales, con el fin de brindar al público un panorama general sobre la historia, la cultura y el desarrollo de Thanh Hoa.

Bajo el tema "Brillando con la nación", el programa se desarrollará en tres capítulos: una tierra sagrada de personas extraordinarias, tradición heroica, y aspiración de prosperidad, precisó.

Por otro lado, Le Quy Duong, director general del evento destacó que la cita incluirá también presentaciones de los géneros de arte popular vietnamitas de Tuong (drama clásico) y Cheo (ópera tradicional), además del tambor de bronce y la recitación.

Agregó que los escenarios se decorarán con símbolos icónicos de la provincia, tales como el templo Dong Co, la ciudadela de la dinastía Ho, el estatuto de Le Loi, y el puente Ham Rong.

En tanto, manifestó la esperanza de que se organicen más actividades de ese tipo, con el fin de mejorar los conocimientos del público, especialmente las generaciones jóvenes, sobre la cultura e historia del país.

Con el mismo motivo, se llevó a cabo en marzo pasado en Thanh Hoa, una ceremonia de adoración dedicada al Cielo y la Tierra en el Altar Real Nam Giao, construida en 1402 por la dinastía vietnamita Ho.

El acto, el cual reflejó rasgos peculiares de la vida espiritual de los ancestros en aquella época, atrajo la participación de numerosos pobladores locales y visitantes.

Los documentos históricos apuntaron que la ceremonia de adoración de Nam Giao fue uno de los rituales más importantes en el período feudal en Vietnam, con el fin de elogiar a los dioses del cielo y la tierra, y confirmar el poder de los reyes, quienes, según las creencias populares, fueron asignados por esos seres superiores para gobernar el país y la gente.

La fuente indicó, además, que bajo la dinastía Ho, en el siglo XV, el acto fue dirigido por el monarca cada año para desear la prosperidad para el reino.

El Altar Real Nam Giao, juntos con Thanh Noi (la muralla interior), Hao Thanh (la muralla de foso) y La Thanh (la muralla exterior), formó parte del conjunto de reliquias de la Ciudadela de la dinastía Ho, reconocida como patrimonio cultural mundial por la UNESCO en 2012.

La obra es considerada como una espectacular obra arquitectónica por las técnicas de construcción, con piedras de gran tamaño y la combinación de las distintas técnicas arquitectónicas de Vietnam, Asia Oriental y Sudeste Asiático en el período entre finales del siglo XIV y principios del XIV.-VNA