Quang Tri, 14 sep (VNA)- El cuento de Nguyen Thi Huong, la mujer de 61 años de edad que reside en Quang Tri sobre el “encuentro especial” con Fidel Castro es ya una historia muy familiar no solo para los pobladores y autoridades locales, sino también para todos los vietnamitas. 

En 1973 Thi Huong sufrió graves heridas por la explosión de una mina al lado del puente Hien Luong, justamente cuando la delegación de Fidel pasó por el lugar. El líder de la Revolución mandó a parar el convoy y llevarla al Hospital de Vinh Linh, en Quang Tri, y luego, a buscar sangre en Quang Binh para salvar a Thi Huong.

“Fidel es como si fuera mi segundo padre. Sin  su ayuda yo no podría estar viva hoy”.

El primer secretario del Comité Central del Partido Comunista y primer ministro del gobierno revolucionario de Cuba, Fidel Castro visita el municipio de Dong Ha (Foto: VNA)

 
 “Estamos dispuestos a ayudar a construir un Vietnam diez veces más hermoso”

Al presenciar los dolores y las pérdidas de Vietnam del Sur, Fidel Castro decidió ayudar a Vietnam a construir en Dong Hoi, Quang Binh, un hospital con equipos modernos, luego de su visita de 1973. Varias generaciones de médicos de la Isla caribeña han trabajado en ese nosocomio, siguiendo el espíritu internacionalista de la revolución cubana.

Piter Martínez Benítez, médico especializado en cardiografía, y sus tres otros colegas, laboran actualmente en el Hospital de Amistad Vietnam- Cuba de Dong Hoi para dar continuidad a la misión internacional que emprendió el líder de la revolución cubana. 

Pese a que solo hace cinco meses que trabaja en el hospital,  Martínez Benítez se siente muy orgulloso de brindar su ayuda en este centro que Fidel Castro donó a la provincia de Quang Binh. 

“Colaborar con los colegas vietnamitas en este hospital es para mí una oportunidad de demostrar el afecto hacia esta tierra que guardo en mi corazón desde hace mucho tiempo”, compartió Martínez Benítez.

El Hospital de Amistad Vietnam- Cuba en Dong Hoi es un obsequio de Fidel Castro a la provincia de Quang Binh después de su visita histórica en 1973 a la zona liberada de Vietnam del Sur, con el fin de respaldar a los pobladores y soldados procedentes del campo de batalla del Sur. Entrada en operación en 1981 después de más de siete años en proceso de construcción, esa obra se consideraba uno de los hospitales más modernos en Vietnam en aquel momento.

Además de ese nosocomio, Fidel Castro decidió ayudar a Vietnam en la construcción de otras obras: el Hotel Thang Loi (Victoria), la carretera de Xuan Mai, la granja de ganado vacuno Moc Chau y la avícola Luong My.

Fidel cumplió su palabra: “En la paz, estamos dispuestos a dar también nuestro sudor para ayudar a construir un Vietnam diez veces más hermoso como soñaba el Presidente Ho Chi Minh”, pronunciada durante su visita a Quang Tri. 

Generaciones de vietnamitas y cubanos se empeñan en enriquecer esos lazos especiales entre ambos países.  

Recientemente la empresa ViMariel S.A., subordinada de la corporación vietnamita Viglacera en Cuba, fue fundada en la Isla. Esa entidad construirá un parque industrial en la Zona Especial de Desarrollo Mariel (ZEDM), ubicada a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana.

Según el anuncio oficial, el parque industrial ViMariel se extenderá por un área de más de 156 hectáreas en el Sector A de ZEDM. La empresa de inversión vietnamita se encarga de preparar, en cinco años, las obras infraestructurales y viales, sistemas de comunicación, de electricidad y de agua, entre otros, para poder gozar el derecho de explotarlo en 50 años.

En una entrevista concedida a la Agencia Vietnamita de Noticias (VNA), la directora general de la ZEDM, Ana Teresa Igarza, destacó que con la constitución de la empresa se espera una mayor atracción de inversiones extranjeras al parque gracias al prestigio, nexos de negocios y el trabajo de la corporación vietnamita.

Los negocios promocionados en la futura instalación serán de diversa índole, apuntó, pero enfocados a los pilares definidos en la ZEDM: en las industrias de materiales de la construcción, pesada, envases y embalajes, manufacturas en función del abastecimiento; aseo personal y del hogar, biotecnología y la actividad logística.

Según el embajador de Vietnam en Cuba, Nguyen Trung Thanh, la fundación de esa empresa tiene un significado político más allá del económico y expresa, dijo, una nueva etapa de la tradicional solidaridad entre ambas naciones en tiempos de renovación.

El representante de Viglacera en Cuba y director de ViMariel, Tran Anh Tuan, subrayó el compromiso de cumplir con la agenda establecida y de atraer nuevas inversiones al parque, sobre todo las dirigidas a las altas tecnologías y a las industrias primordiales para el desarrollo de la mayor de las Antillas.

Hasta el momento, ViMariel es la primera y única empresa en la ZEDM que ostenta el carácter de concesionario administrativo.

Relaciones Vietnam- Cuba: Lazos que transcienden límite de distancia geográfica y tiempo

En su visita oficial a Cuba en marzo de 2018, el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, aseveró: “Se puede decir que en la historia del mundo contemporáneo hay muy pocos casos que tienen una relación tan especial como la de nuestros dos partidos, Estados y pueblos”.

“A lo largo de más de medio siglo, desde que establecimos las relaciones diplomáticas (02/12/1960), nuestros dos pueblos siempre hemos estado codo a codo en la lucha por la independencia nacional y la libertad; y hoy día estamos unidos en la causa de la construcción y defensa de la Patria socialista en cada país. Esta es verdaderamente una relación de amistad, solidaridad y  hermandad y se ha convertido en un símbolo de la época, en un tesoro invaluable que ambos partidos y pueblos debemos cuidar, preservar y legar a las futuras generaciones”, puntualizó el máximo dirigente partidista de Vietnam.

Vietnamitas a lo largo del país expresan su admiración y gratitud a Fidel Castro mediante numerosas actividades. Hoy en esta tierra, bustos dedicados al líder de la revolución cubana que se erigen en Quang Binh y Quang Tri reflejan en parte ese especial afecto.

Recientemente, una delegación de alto nivel de Cuba, encabezada por el primer vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros, Salvador Valdés Mesa, realizó una visita a Vietnam para participar en las actividades conmemorativas por el aniversario 45 de la visita histórica de Fidel Castro a Quang Tri.

En un acto solemne celebrado en Quang Tri en conmemoración de la visita del líder de la Revolución cubana en septiembre de 1973, el miembro del Buró Político y permanente del Secretariado del Comité Central del Partido Comunista de Vietnam, Tran Quoc Vuong, afirmó que ese histórico acontecimiento constituyó una evidencia de la amistad, solidaridad y apoyo del pueblo cubano a la lucha de su par vietnamita.

A su vez, Valdés Mesa reiteró la voluntad de heredar el legado de Ho Chi Minh y Fidel para impulsar incesantemente los vínculos de amistad entre ambos pueblos.

Durante el evento, los participantes escucharon recuerdos contados por testigos históricos como el exvicecanciller Nguyen Dinh Bin, quien fue intérprete de Fidel durante su visita a Quang Tri.

Con el mismo objetivo, autoridades de esta provincia inauguraron el parque Fidel y una exposición fotográfica con imágenes tomadas por reporteros de la Agencia Vietnamita de Noticias sobre la visita del líder cubano y obras de cooperación entre los dos países.

Durante su estancia en Vietnam, Valdés Mesa fue recibido por el secretario general del Partido Comunista de Vietnam, Nguyen Phu Trong, quien expresó la convicción de que bajo el liderazgo sabio del Partido Comunista de Cuba, el país caribeño superará todos los desafíos para seguir cosechando nuevos logros en su empresa revolucionaria. 

El dirigente cubano también sostuvo encuentros con el presidente anfitrión, Tran Dai Quang, el primer ministro Nguyen Xuan Phuc, y la presidenta de la Asamblea Nacional, Nguyen Thi Kim Ngan, junto con otros altos funcionarios del país indochino. – VNA