Manila  (VNA) Las autoridades de esta capital de Filipinas impulsan las acciones para resolver la contaminación del río Pasig, el curso de agua dulce más importante de esta ciudad. 
El río Pasig (Fuente: VNA)


Según datos ofrecidos la víspera en ocasión del Día mundial del Medio Ambiente (5 de junio), las autoridades reconocen que el canal Estero de Magdalena, una de las derivaciones del rio mencionado, se ha convertido en un “tapete de basuras” compuesto por residuos  plásticos y bosas de nylon, un material que puede tardar siglos, o más, en desaparecer.


Al culpar a los habitantes de las favelas de esta situación, la alcaldía de Manila adoptó la solución de colocar enormes filtros del agua para evitar la infiltración de la basura en el río Pasig y aplicar operaciones de recogida frecuente de desechos a fin de detener el brote de enfermedades como el cólera y la fiebre tifoidea.
 

El río Pasig que fuera un preciado curso de agua está hoy en la lista de los 10 ríos del planeta que más plásticos arrojan al mar. Hasta 65 mil toneladas viajan río abajo cada año, sobre todo durante el monzón. En 1990 el Pasig fue declarado biológicamente muerto. -VNA