Manila (VNA) - Filipinas es el primer país asiático que calienta el mercado global de bonos en 2019, al emitir los títulos a 10 años valorados en mil 500 millones de dólares, a fin de financiar la agenda presupuestaria este año.

La actividad atrajo la atención de inversores procedentes de Asia, América y Europa. Citigroup, Credit Suisse, Goldman Sachs y UBS son los garantes de la emisión.

El gobierno filipino, uno de los emisores de bonos más dinámicos en Asia, se enfrasca en movilizar los recursos financieros para fortalecer el presupuesto estatal antes de que la administración del presidente Rodrigo Duterte aumente los gastos para la construcción de infraestructuras. - VNA