Vientiane (VNA) – La compañía vietnamita Hoang Anh Giai Lai planea contratar helicópteros para rescatar mañana a sus 26 trabajadores del área inundada tanto pronto como posible, después del colapso de la presa hidroeléctrica de Sepien Senamnoi, en la provincia laosiana de Attapeu.

Los trabajadores han sido aislados en el distrito de Paksong, en la provincia de Champasak, que limita al Este con Attapeu. Les faltó comida y agua limpia.

La compañía de electricidad Sepien Senamnoi, que está construyendo la presa, informó que está cooperando con el gobierno de Laos para llevar a cabo las labores de rescate a los residentes locales.

Mientras tanto, el primer ministro de Laos, Thongloun Sisoulith, suspendió hoy la reunión mensual del gobierno y viajó junto con los altos funcionarios al distrito de Sanamxay de la provincia de Attapeu para dirigir las labores de rescate para las víctimas del accidente.

Según la agencia de noticias de este país, al menos 28 personas murieron luego del accidente que ocurrió la víspera a las 20:00 (hora local), debido a las prolongadas e intensas precipitaciones ocurridas durante los últimos días. 

Se informó que cinco mil millones de metros cúbicos de agua fueron liberados inundando 10 aldeas en la baja cuenca y aislando totalmente el distrito de Sanamxay. Más de mil 300 familias con seis mil 600 integrantes fueron afectadas. 

De acuerdo con la corresponsalía de la Agencia Vietnamita de Noticias acreditada en esta capital, todavía no se ha confirmado si hay vietnamitas entre las víctimas. 

La construcción de la presa, que se inició en 2013 y se prevé que concluya el próximo año, corre a cargo de la empresa Sepien Senamnoi con una inversión de mil 200 millones de dólares. 

La planta hidroeléctrica tiene una capacidad diseñada de 410 megavatios y produce mil 860 kilovatios/hora al año.-VNA