Bangkok (VNA)-Las  reuniones de los cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) con sus homólogos de Rusia y Nueva Zelanda que se desarrollaron en esta capital, tuvieron como objetivo el fortalecimiento de la asociación estratégica bilateral del bloque con ambas naciones, indicó una fuente oficial.  
Los cancilleres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) con sus homólogos de Rusia (Foto: VNA)

En la reunión de los ministros de Relaciones Exteriores ASEAN con la representación de Rusia, ambas partes acordaron promover la cooperación integral, centrada en sectores prioritarios como la lucha contra el terrorismo, la seguridad energética y cibernética, así como la agricultura, conexión comercial, inversión, desarrollo de empresas pequeñas y medianas, turismo e intercambio pueblo a pueblo. 

Ambas partes se refirieron a la posibilidad de aumentar la colaboración entre la agrupación sudesteasiática y la Unión Económica Euroasiática (UEE), y se comprometieron a implementar con eficiencia la Declaración sobre la seguridad en el uso de las tecnologías de la información, incluido el establecimiento de un diálogo al respecto. 

En la reunión de los cancilleres de la ASEAN con la contraparte de Nueva Zelanda, se abogó por impulsar los nexos en el desarrollo de energía renovable, infraestructura, conectividad de transporte aéreo, inversión, economía digital y agricultura. 

La ASEAN apreció la asistencia de Wellington en los sectores de educación, intercambio pueblo a pueblo, mejoramiento de la capacidad de respuesta al cambio climático, así como para la prevención y lucha contra desastres naturales. 

Al intervenir en las citas, el viceprimer ministro y canciller de Vietnam, Pham Binh Minh, afirmó que su país trabajará conjuntamente con otras naciones regionales para profundizar la cooperación multifacética con Rusia y Nueva Zelanda, sobre todo en economía, comercio, inversión, educación, economía digital, y turismo. 

Compartió la preocupación ante la situación actual en el Mar del Este, particularmente compleja por acciones unilaterales que erosionan la confianza y amenazan la paz, y llamó a las partes a actuar con moderación, no utilizar ni amenazar con el uso de la fuerza, y no realizar acciones que compliquen la situación. 

También exhortó a cumplir seriamente las leyes universales, incluida la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS) de 1982, y terminar pronto la elaboración de un Código de Conducta (COC) efectivo, vinculante y concordante con el derecho internacional. 

Los países reconocieron la preocupación de Vietnam, y coincidieron en cuanto a la importancia de cumplir el derecho internacional y evitar las acciones que escalen la tensión y afecten los esfuerzos de diálogo y de construcción de la confianza. 

Reiteraron su respaldo a la posición y el papel de la ASEAN para contribuir al mantenimiento de la paz, seguridad y estabilidad en el Mar del Este.  – VNA