Contenedores en un puerto marítimo en la provincia china de Shandong (Fuente: VNA)

Hanoi  (VNA)- La guerra comercial Estados Unidos- China no sólo genera desafíos sino también oportunidades para los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), coincidieron en señalar expertos.

Según datos del Ministerio de Comercio de China, el valor del intercambio comercial entre ese país y la ASEAN totalizó 514 mil 800 millones de dólares en 2017 y Beijing se convirtió en el mayor socio de negocio del bloque comunitario sudesteasiático.

La mayoría de las mercancías chinas fueron enviadas a Vietnam, Singapur y Malasia, mientras este país norteño importa productos principalmente de Kuala Lumpur, Hanoi y Bangkok (Tailandia).

Edward Lee, jefe del Departamento de Investigación sobre Sudeste de Asia del Banco Standard Chartered, señaló que ante los aranceles impuestos por el gobierno de Donald Trump contra productos chinos, Estados Unidos podría buscar otra fuente de importación y países como Malasia ser una alternativa.

Mientras, el alto impuesto aplicado por Beijing sobre productos agrícolas estadounidenses también generará oportunidades para los países de la Asociación, que podrá convertirse en otro suministrador de este rubro en el mercado chino, agregó.

Sin embargo, indicó que las dificultades que enfrenta el sector de ensamblaje de China también afecta a algunas naciones de la ASEAN, cuya industria manufacturera ya forma parte de la cadena de suministro de ese gigante.

Compartiendo esa opinión, economistas de la empresa singapurense Kim Eng mostraron preocupación ante las medidas comerciales aplicadas por Estados Unidos contra productos electrónicos de China.

Explicaron que Singapur, Malasia y Tailandia son los principales exportadores de piezas electrónicas y materiales caucheras al país norteño. – VNA