Hanoi, (VNA)- El octavo Congreso Nacional del Budismo de Vietnam del mandato 2017- 2020 se inauguró hoy en Hanoi con la participación de mil 250 delegados representantes de las filiales de la Sangha budista de las 63 provincias y ciudades del país.

Escena de la inauguración (Fuente: VNA)


Al intervenir en la inauguración, el venerable Thich Thien Nhon, presidente del Consejo Administrativo de la Sangha Budista de Vietnam (SBV) del séptimo mandato, enfatizó que el tema de la gran cita “Inteligencia- Disciplina- Integración- Desarrollo” refleja la determinación  de los seguidores de construir una comunidad religiosa con desarrollo vertiginoso.

Informó que el congreso se centrará en el cumplimiento de nueve objetivos trazados y el reajuste continuo de la agenda de la SBV, en conformidad con la ley de creencias y religión y las orientaciones en torno a la visión hasta 2030 del budismo vietnamita.

Además de la organización eficiente de diferentes eventos importantes, la Sangha budista celebró también con éxito el Día de Vesak de las Naciones Unidas.

Por otro lado, ha organizado además diferentes delegaciones encargadas de la propagación de la fe del budismo a la comunidad de vietnamitas residentes en el exterior y ha establecido también comunidades de fieles connacionales en otros países como Japón, Sudcorea, Angola y Mozambique.

A su vez, el viceprimer ministro, Vuong Dinh Hue, destacó las contribuciones de la comunidad budista a la empresa de construcción y desarrollo nacional y también los buenos valores del budismo.

Resaltó que la celebración del octavo Congreso Nacional budista del mandato 2017- 2022 demuestra el desarrollo en todos los sectores del budismo vietnamita y se efectúa en un momento de gran significado sociopolítico cuando el Partido Comunista (PCV) y el pueblo se encuentran en el proceso de implementación de la resolución del XII Congreso Nacional de la fuerza partidista y el plan quinquenal del país del período 2016- 2021.

Enalteció, por otro lado, la tradición patriótica de la comunidad de los fieles budistas y reiteró la alta valoración del PCV y del Estado del papel de la misma tanto en la pasada lucha contra los invasores como en la actual empresa de construcción nacional.

Destacó que la gran cita marcó un nuevo paso de desarrollo del budismo vietnamita y reflejó además la atención del PCV y el Estado a la religión.

Exhortó a la Sangha budista de Vietnam a seguir consolidando su papel como un importante puente de conexión entre las comunidades de seguidores en el país y en el extranjero.

Reafirmó las políticas consecuentes del PCV y el Estado referentes a la garantía de la libertad de culto del pueblo e hizo hincapié en la importancia de la divulgación de las políticas del Partido y leyes del Estado para favorecer la interiorización de las mismas por parte de los creyentes budistas

Por su parte, el presidente del Frente de la Patria de Vietnam, Tran Thanh Man, apreció los aportes de los fieles y monjes tanto en el país como en el exterior al fomento de la solidaridad y la construcción nacional en la era actual.

Abogó por que la SBV siga desarrollando su papel como un miembro de la mayor organización de masas del país y participe activamente en los movimientos patrióticos.

En la ocasión, el presidente de Vietnam, Tran Dai Quang, decidió condecorar con las órdenes de Independencia de primera, segunda y tercera categoría y también de Trabajo de tercera clase a las personas ejemplares y destacados por su contribución a la construcción y desarrollo nacional.- VNA