Yakarta (VNA)- Más de 34 mil personas fueron evacuadas de la isla turística indonesia de Bali después de que se registrara una serie de temblores y aumentara el riesgo de que el volcán Agung entre en erupción.
El volcán Agung entre en erupción el 21 de septiembre (Fuente: VNA)

Con anterioridad, la Agencia de Vulcanología y Mitigación de Desastres Geológicos de Indonesia elevó el estado de alerta al nivel 4, que es el más alto.

Las autoridades locales informaron que la alerta estaba basada en las actividades recientes del volcán Agung.

Con la nueva alerta, la zona de evacuación se extendió a 12 kilómetros del cráter para áreas en el norte, noreste, sureste, sur y suroeste.

Todos los residentes en esas áreas tienen que evacuar y todos los viajes y actividades públicas se cancelaron.

Sutopo Purwo Nugroho, jefe de Datos, Información y Relaciones Públicas de la Junta Nacional de Indonesia para la Gestión de Desastres, anunció que se establecerá un centro de dirección nacional para gestionar todas las actividades que hacen frente a los riesgos de erupción volcánica.

El equipo será transferido rápidamente a los centros de evacuación y los organismos pertinentes aplicarán las medidas apropiadas.

Las autoridades locales también instaron a los ciudadanos a mantenerse en calma y seguir la guía de las agencias pertinentes para evitar daños causados por el volcán.

El volcán Agung, a unos 75 kilómetros del centro turístico de Kuta, ha estado retumbando y mostrando cierto nivel de actividad desde agosto, por lo que las autoridades han prohibido acercarse a la zona.

El volcán Agung entró en erupción por última vez en 1963 y mató a más de mil personas en aquella ocasión. – VNA