Yakarta, (VNA)- Los investigadores indonesios instaron a los pilotos de Boeing 737 MAX a elevar el entrenamiento profesional para reaccionar ante la ocurrencia de posibles fallos en la operación de los vuelos, tras el accidente aéreo ocurrido el 29 de octubre pasado en este país con 189 pasajeros a bordo.
Foto de ilustración (Fuente: VNA)

El vuelo JT 610 de la aerolínea nacional de bajo costo Lion Air se estrelló en el mar de Java de Indonesia pocos minutos después de despegar del aeropuerto de Yakarta.

De acuerdo con Dennis Tajer, portavoz de la Asociación de Pilotos Aliados (APA), algunas informaciones útiles sobre el manejo de los Boeing 737 MAX en casos de emergencia no se han tratado en los cursos de capacitación en ese país, y tampoco se reflejan en los manuales de las aeronaves.

Mientras tanto, el jefe del Comité Nacional de Seguridad del Transporte de Indonesia (KNKT), Soerjanto Tjahjono, sostuvo que las autoridades nacionales revisarán y completarán los planes de entrenamiento tras concluir las investigaciones sobre el accidente.

Por otro lado, representantes de la aerolínea Lion Air informaron que el programa de formación del personal de la empresa cumplió con los estándares de Estados Unidos y la Unión Europea.

Al mismo tiempo, la compañía Boeing anunció que la entidad implementa "todas las medidas posibles" para estudiar las causas del siniestro aéreo, así como continúa colaborando con los equipos de investigación y las autoridades pertinentes.

El avión accidentado 737-MAX 8 es la versión más moderna de los aparatos comerciales de Boeing.

Después del incidente, las autoridades indonesias ordenaron la verificación de las aeronaves de ese modelo operados en los vuelos de las aerolíneas nacionales Lion Air y Garuda. Lion Air dispone de ocho unidades y Garuda de una.- VNA