Tokio (VNA) - El canciller de Japón, Fumio Kishida, y la asesora de Estado y ministra de Relaciones Exteriores de Myanmar, Aung San Suu Kyi, acordaron hoy cooperar para poner fin al conflicto étnico en el país sudesteasiático. 

El canciller de Japón, Fumio Kishida, y la asesora de Estado y ministra de Relaciones Exteriores de Myanmar, Aung San Suu Kyi. (Fuente: AP) 

Al abordar a los recientes ataques sangrientos de los insurgentes a los puestos fronterizos en el estado de Rakhine, Kishida enfatizó que no se tolerará a cualquier forma de violencia y saludó los esfuerzos por la paz y la estabilidad en esa zona. 

Informó que Japón suministrará una embarcación de pasajeros a Myanmar con el objetivo de ayudar a esta nación a aliviar el conflicto étnico actual en Rakhine. 

Por su parte, San Suu Kyi afirmó que el gobierno myanmeno está resolviendo el asunto sobre la base del supremacía de la ley y valoró que la concesión de Japón de la embarcación no solo ayuda al transporte de pobladores locales sino contribuye al desarrollo de Rakhine. 

Con anterioridad, la visitante se reunió con el primer ministro, Shinzo Abe, quien se comprometió a suministrar una asistencia de siete mil 730 millones de dólares a Myanmar durante los próximos cinco años. 

La visita de cinco días a Japón de San Suu Kyi pretende promover a Myanmar como un destino de inversiones. Con anterioridad, la jefa de la diplomacia birmana visitó China, Estados Unidos y la India.-VNA