Hanoi (VNA) - El presidente filipino, Rodrigo Duterte, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe, acordaron cooperar en proyectos de infraestructura, así como en la lucha contra el terrorismo y en iniciativas de seguridad para apoyar el desarrollo de Filipinas.

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, y el primer ministro japonés, Shinzo Abe. (Foto: reuters)

Durante sus conversaciones este lunes en Tokio, la cuarta reunión entre los dos dirigentes desde que Duterte asumió el cargo en junio de 2016, ambas partes trazaron áreas de cooperación específicas después de que en enero Abe prometiera ocho mil 800 millones de dólares a Filipinas para los próximos cinco años.

Según una declaración conjunta publicada después de la reunión, las áreas de cooperación en infraestructura durante los próximos cinco años incluirán la operación de un sistema de metro en la zona metropolitana de Manila, el aumento de la conectividad entre las regiones mediante la construcción de carreteras y puentes y obras de refuerzo en los ríos para gestionar el riesgo de inundaciones.

Duterte y Abe acordaron que Japón extenderá el máximo apoyo para la reconstrucción y revitalización de Marawi y las áreas circundantes, inicialmente proporcionando equipos para la reconstrucción antes de considerar más ayuda en línea con una encuesta de las necesidades de la zona que llevará a cabo el gobierno filipino.

También se comprometieron a cooperar entre sí para el éxito de la celebración en Filipinas de las cumbres de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y de Asia Oriental, programadas para noviembre.

Los dos líderes deliberaron además en la ocasión la aplicación de las normas jurídicas destinadas a promover la estabilidad y seguridad regional, así como temas relacionados con los programas nucleares y de misiles de Corea del Norte. – VNA