Hanoi (VNA) - La industria de la madera de Vietnam enfrenta un dilema, ya que las brillantes perspectivas de crecimiento de las exportaciones están oscurecidas por las dificultades para encontrar las materias primas necesarias.
Una feria de productos madereros en Vietnam (Fuente: VNA)


Así lo observó Nguyen Ton Quyen, vicepresidente y secretario general de la Asociación de Productos Madereros de Vietnam (VIFORES), quien expresó su anhelo de un mejor pronóstico para el sector este año con la entrada en vigencia de nuevos acuerdos comerciales.

Las ventas al exterior de productos de madera de Vietnam aumentarían significativamente, incluso para un país que ya es el tercero mayor exportador mundial y el más grande en la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), vaticinó.

Citó el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea (UE) y Vietnam (EVFTA) y el Tratado Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífico (CPTPP) como grandes impulsores para las exportaciones del rubro a un total de 28 mercados en todo el mundo.

Pero esa esperanza será en vano, alertó, sin las políticas y directrices necesarias para facilitar el procesamiento de las empresas frente a los altos estándares mundiales, la cambiante tecnología y la fuente laboral.

Sostuvo que el panorama será peor si pese al aumento de las exportaciones a la industria nacional, le resulta imposible aumentar la cantidad de materia prima.

Ton Quyen mostró particular preocupación por la competencia feroz inminente para obtener materiales, especialmente del mercado chino, cuya industria de procesamiento demandará unos 60 millones de metros cúbicos de madera en bruto este año.

Explicó que las empresas chinas buscarán en los mercados vecinos esa cantidad de materias primas, lo que colocará a Vietnam y otros países del sudeste asiático bajo presión competitiva.

Mientras tanto, los países cercanos como Laos, Camboya o Myanmar seguirán prohibiendo la exportación de troncos y madera aserrada directamente de las plantaciones, reduciendo aún más la oferta, amplió.

A su vez, el director general de la Administración Forestal de Vietnam (AFV), Nguyen Quoc Tri, manifestó su confianza de que el volumen de negocios de exportación de productos de madera del país alcance los nueve billones de dólares o más en 2018.

Aunque Vietnam ha cerrado sus bosques naturales durante más de un año, la industria de procesamiento de la madera todavía se está desarrollando, lo que demuestra que pueden hacerlo bien sin consumir materia natural, explicó.

Sin embargo, para que eso suceda, el país aún necesita alrededor de 34 millones de metros cúbicos de materia prima, indicó.

No obstante, la AFV se ha fijado el objetivo de 201 mil hectáreas de bosques nuevos y regenerar 360 mil hectáreas con 50 millones de árboles adicionales para plantar, con el fin de suministrar hasta 18 millones de metros cúbicos de madera sin procesar en 2018, informó.

Advirtió que sin una gestión forestal sostenible, una mejor productividad, calidad y distribución, no habrá suficiente madera para satisfacer la demanda interna.

Ha Cong Tuan, viceministro de Agricultura y Desarrollo Rural, sugirió por su parte extender el ciclo de vida de los bosques madereros como un método para mejorar el valor agregado y la calidad de los materiales en bruto.

Anunció que el portal electrónico del gobierno cuenta con el apoyo de socios extranjeros para que las empresas vietnamitas aumenten el volumen de negocios de exportación de productos madereros en 2018.

Según las estadísticas oficiales, el valor de las exportaciones del  sector en los primeros dos meses de 2018 alcanzó los mil 340 millones de dólares, un aumento interanual del 26,3 por ciento.-VNA