La isla turística de Bocaray en Filipinas. (Fuente: AFP)
Manila (VNA) - Filipinas recibió a un número récord de turistas en sus playas y lugares de buceo el año pasado, con 7,1 millones de visitantes, a pesar del cierre por seis meses de la conocida isla de Boracay.

El país, con más de siete mil islas, experimentó un aumento de casi ocho por ciento en las llegadas de viajeros, con Corea del Sur como mayor emisor.

El  cierre de la isla turística de Boracay, de abril a octubre de 2018 por orden del presidente Rodrigo Duterte debido al empeoramiento de la contaminación, tuvo un impacto significativo debido a que ese destino acoge a más de dos millones de visitantes cada año.

Sin embargo, la ministra filipina de Turismo, Bernadette Romulo Puyat, reafirmó que esa decisión fue acertada, y agregó que parte del tráfico turístico se desvió a otros destinos, como Palawan y Siargao.

El turismo procedente de Corea del Sur ocupó el primer lugar con un millón 600 mil de personas, seguido por China con un millón 300 mil, para un aumento del 30 por ciento, y en tercera posición Estados Unidos, con un millón de visitantes.-VNA