Kuala Lumpur  (VNA) El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad, afirmó que trabajará para devolver el respeto a su país y denunció que las irregularidades financieras del anterior Ejecutivo elevaron la deuda a 225 mil millones de dólares.
El primer ministro Mahathir Mohamad (segundo, de derecha a izquiera), durante la reunión con su gabinete ministerial (Fuente: VNA)

Durante la primera reunión efectuada la víspera con su gabinete ministerial, el nuevo ejecutivo malasio aseguró que las instituciones existentes se utilizarán de manera más eficiente, sin aumentar el costo.

Mohamad informó que su gobierno no aumentará el número de funcionarios ni establecerá nuevas instituciones para alcanzar las metas del país.

Puntualizó que Malasia podría hacer frente a numerosos desafíos si continúa apegándose a los principios de la administración democrática.

El Primer Ministro, de 92 años de edad, destacó la importancia de la división de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial e instó a los funcionarios a no cometer irregularidades, incluso aunque respondan a una orden de un superior.

Mahathir, que ya fue jefe del Gobierno entre 1981 y 2003, decidió volver a la arena política después de que el anterior primer ministro, Najib Razak, se viera envuelto en el escándalo financiero del fondo estatal 1Malaysia Development Berhad (1MDB).

Juró el pasado día 10 como Primer Ministro, tras su victoria en las decimocuartas elecciones generales de Malasia. Con su triunfo rompió con más de seis décadas de gobierno ininterrumpido de la Organización Nacional de los Malayos Unidos. – VNA