Naypyidaw (VNA)- Malasia aplicará a partir del 1 de enero del próximo año multas drásticas a los empleadores que no sufraguen el impuesto Ievy referente a los servicios de concesión de visados provisionales a empleados foráneos.

Foto de ilustración. (VNA)

Según el vicedirector del Departamento de Trabajadores de Malasia, Rosman Abdul, los reclutadores que no cumplan las normas de deducción de ese arancel tendrá que compensar a los asalariados. En caso contrario, se aplicarán censuras según la Ley de Trabajo de 1995.

Se trata de una buena noticia para el contingente de asalariados extranjeros, quienes tenían que pagar anualmente alrededor de 300 dólares por el Ievy.

Sin embargo, de acuerdo con especialistas, esa nueva política busca reducir el reclutamiento a los trabajadores foráneos y aumentar los puestos de empleados para los ciudadanos malasios.- VNA