Kuala Lumpur, (VNA) Malasia considera desplegar una serie de medidas para reaccionar ante la prohibición de la Unión Europea sobre el uso de aceite de palma en la producción de biocombustible, informó su vicepremier, Ahmad Zahid Hamidi.

( Fuente: www.awareenvironmental.com.au)


Con anterioridad, los legisladores europeos decidieron la prohibición de la biocombustible de aceite de palma como parte de las acciones para reformar el mercado energético nacional y reducir la cantidad de gasolina consumida en respuesta al cambio climático.
De acuerdo con Hamidi, el país sudesteasiático podrá suspender la importación de algunos tipos de mercancías de la Unión Europea.

Se estima que la nueva orden de la agrupación europea afecte el ingreso de unos 500 mil cultivadores de palma en Malasia, reveló el vicepremier de ese país.

Malasia e Indonesia son los países más perjudicados con esa decisión del bloque europeo, debido a que cerca de 90 por ciento de la producción de aceite de palma proviene de estas naciones. –VNA