Kuala Lumpur, 31 jul (VNA)- Malasia podría considerar restricciones a las importaciones de automóviles para proteger la “industria incipiente” del país, afirmó su primer ministro, Mahathir Mohamad.
El primer ministro de Malasia, Mahathir Mohamad (Fuente: EPA/VNA)

La tercera mayor economía del Sudeste de Asia liberalizó su industria automotriz durante la última década, permitiendo las compras más baratas del exterior. Sin embargo, la empresa fabricante nacional de Proton tuvo que luchar por mantenerse, al enfrentar una fuerte competencia, explicó el dirigente en una rueda de prensa la víspera.

Además de Proton, este país posee otras marcas comerciales como Perodua y Naza, de ellas Perodua fue líder del mercado nacional con 40 por ciento de participación el año pasado.                                                                          

Mientras tanto, otros fabricantes extranjeros como Honda, Toyota y Nissan (todos de Japón) venden unidades tanto importadas como instaladas en Malasia.

Una década después de su fundación en 1983, Proton ocupó 74 por ciento de la participación de mercado, pero este porcentaje se redujo a 14 por ciento el año pasado debido a la intensa competencia de empresas foráneas.-VNA