Kuala Lumpur, 02 ene (VNA)- Las autoridades malasias están preocupadas por un intento de construir bombas con materiales radiactivos por combatientes y partidarios del grupo terrorista Estado Islámico (EI).
Foto de ilustración (Fuente: Pixabay)

La preocupación está ganando terreno a medida que la policía local, en los últimos años, ha registrado al menos 20 casos de robo de materiales radiactivos y nucleares, de los cuales muchos aún no se han encontrado.

La fuerza especial contraterrorismo de la Policía Real de Malasia está trabajando con el Departamento de Investigación Criminal para rastrear los materiales faltantes.

Los temores sobre las amenazas a la seguridad en el Sudeste Asiático se han acumulado desde 2016 cuando las fuerzas indonesias frustraron un intento de los militantes terroristas de detonar una bomba sucia radioactiva.

El director general de la Junta de Licencias de Energía Atómica de Malasia, Hamrah Mohd Ali, advirtió a las autoridades que no subestimen el conocimiento y la capacidad de los terroristas para fabricar bombas a partir de materiales radiactivos y nucleares.

Informó que su entidad ha equipado los puertos locales y los principales puntos de entrada con detectores radioactivos.

Cargos que contienen materiales radiactivos o nucleares serán enviados de regreso, agregó.-VNA

VNA-INTER